Deportes

El-Nesyri, la erupción de un talento volcánico

0

En-Nesyri, delantero del Leganés, remata de cabeza en el partido ante el Betis – Liga Santander

El joven marroquí, delantero peleón e impulsivo, se convierte en el primer jugador pepinero en firmar un triplete que destrozó al Betis

El de la mañana del domingo no fue un partido como los demás para el marroquí Youssef En-Nesyri (Fez, 1997), un espigado delantero que abandonó las instalaciones de Butarque con una enorme sonrisa y sujetando un balón bajo el brazo para entregárselo a una persona muy especial en su vida. Tres goles del atacante hundieron al Betis de Quique Setién (3-0) y le convirtieron en el primer futbolista capaz de celebrar un triplete con el Leganés en la mejor Liga del mundo. Radiante de felicidad en una jornada inolvidable y recibiendo la felicitación de los aficionados, cumplió con la tradición y se llevó como recuerdo la pelota firmada por sus compañeros. «Este día es muy importante para mí, porque meto los tres goles y le puedo regalar el balón a mi madre».

(Vídeo de los goles de En-Nesyri)

El cambio de año ha sentado de maravilla a un jugador que en los últimos cinco partidos de Liga ha marcado siete tantos con el Leganés, uno más a lo largo de toda la temporada. Un punta de 190 centímetros de altura que intimida a las defensas rivales con un físico poderoso y una velocidad explosiva. A la zaga del Betis le tocó ayer sufrir a En-Nesyri en su día más inspirado en Primera división, categoría en la que se estrenó en 2016 ante el Espanyol defendiendo la camiseta del Málaga. En el club andaluz aterrizó en 2015, con 18 años, de la mano de Manel Casanova, la persona que le descubrió en los campos de las categorías inferiores de su país, y el pasado verano, tras dos temporadas en La Rosaleda, firmó por el conjunto de Butarque hasta el 30 de junio de 2023. Una apuesta arriesgada porque su fichaje se convirtió en la segunda inversión más cara en la historia del cuadro madrileño (cinco millones de euros). Un jugador de presente y, sobre todo, de mucho futuro porque con 21 años tiene todavía muchísimo margen de mejora. «Estoy seguro de que el club va a pegar un pelotazo con él. Youssef puede llegar donde quiera, a jugar en uno de los cinco primeros de la Liga», vaticinó ayer su compañero Juanfran después del histórico triplete de un atacante que en Málaga no tuvo continuidad con Juande Ramos, Romero ni Míchel. La presencia de José González en el banquillo dio un vuelco a su situación y con el técnico gaditano vivió sus mejores tardes en el cuadro de La Rosaleda.

A orillas del Mediterráneo, como ayer en Leganés, también escribió un capítulo para la historia porque en el Mundial de 2018, siendo aún jugador del Málaga, se convirtió en el primer futbolista de este club en conseguir marcar en una Copa del Mundo, un tanto que celebró precisamente ante España. Internacional con la selección absoluta de Marruecos, con la que se estrenó en agosto de 2016, marcaba solo nueve minutos después de entrar en sustitución de un compañero. Ahora, Leganés y Mauricio Pellegrino, su técnico, disfrutan de él: «Cuando tenga más calma va a ser un jugador de mucho nivel. Está creciendo y va a depender de su mentalidad para seguir mejorando». De momento, su madre ya tiene el balón que le prometió.  Él quiere más.

La ‘startup’ tecnológica, un reto en femenino

Previous article

Vivir sin Piqué, las penurias del otro Andorra

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Deportes