Internacional/Mundo

Asesinado a tiros en Nueva York el jefe mafioso Frank Cali, líder de la familia Gambino

0

El ‘capo’, de 53 años, recibió al menos seis disparos en el pecho. Los Gambino llegaron a ser considerados la mayor organización criminal de Estados Unidos

El jefe mafioso Francesco Paolo Augusto Cali, líder de la familia Gambino, ha sido asesinado a tiros este miércoles por la noche enfrente de su casa en Nueva York, según ha informado la policía. Frank Cali, de 53 años, recibió al menos seis disparos en el pecho sobre las 21.20 hora local. Según varias informaciones de diarios estadounidenses, también fue atropellado por la camioneta que conducían sus asesinos.

El capo, conocido también como Frank Boy (El Chico Frank, en su traducción al castellano), fue trasladado al Hospital Universitario Staten Island, donde confirmaron su muerte. El suceso ocurrió frente a la vivienda de Cali, en el barrio Todt Hill de Staten Island, una zona conocida por la influencia de la mafia. La familia Gambino, una de las cinco que integran la Cosa Nostra en Nueva York, llegó a ser considerada la mayor organización criminal de Estados Unidos: se dedicó a todo tipo de actividades delictivas hasta su caída en desgracia a mediados de la década de 1990 por los golpes de las autoridades. En 1985, los Gambino eran el clan principal de las cinco familias de la ciudad, con más de 300 miembros, 2.000 socios e intereses en la industria textil, la retirada de basura, la construcción y los préstamos ilegales.

De padres sicilianos de Palermo, Frank Cali nació en Nueva York en 1965 y desde joven estuvo involucrado en la mafia neoyorquina. Entre 2008 y 2009 cumplió 10 meses de cárcel por un delito de extorsión después de que la Cosa Nostra recibiese un duro golpe con la detención de 77 personas en Nueva York y Sicilia, incluidos grandes capos, tras una investigación sobre los vínculos entre las familias mafiosas a ambos lados del Atlántico. Entre los detenidos figuraban importantes jefes mafiosos como los responsables de los clanes italo-americanos Gambino e Inzerillo. Cali, que entonces tenía 43 años, ya era uno de ellos y fue uno de los arrestados. Después, en 2015, tomó el control absoluto de la organización. Las autoridades estadounidenses e italianas lo consideraban miembro de la Cosa Nostra y un embajador en Nueva York de las familias mafiosas de Sicilia.

El asesinato de Cali es el primero en décadas de un jefe mafioso en Nueva York y el de mayor perfil en la familia Gambino desde que en 1985 John Gotti ordenase matar al entonces líder, Paul Castellano, para tomar el poder de la organización. Gotti fue detenido a finales de 1990 gracias a la colaboración con el FBI de su segundo al mando, Salvatore Gravano, una relación que provocó la caída de varios capos. Esta conexión también fue perjudicial para la familia Gambino, ya que con el tiempo provocó la pérdida de gran parte de su poder. El ascenso de Gotti, en fin, supuso la pérdida de poder y dinero para los Gambino debido a que la figura de su nuevo jefe atrajo a la prensa y, en consecuencia, investigaciones judiciales.

Gotti murió en 2002 a los 61 años en el hospital de la prisión de Springfield, en el Estado de Misuri, adonde había sido trasladado desde la cárcel federal de máxima seguridad de Marion (Illinois) para tratar su cáncer de garganta. Era, probablemente, el mafioso más conocido en Estados Unidos desde Al Capone, según los cronistas de la mafia, gracias a los seis años que lideró la familia Gambino después de ordenar el asesinato de Paul Castellano.

Beto O’Rourke, demócrata revelación en Texas, se suma a la carrera presidencial de 2020

Previous article

Al menos ocho muertos al derrumbarse una escuela en Nigeria

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *